Como muchos recordarán, Shakira no siempre tuvo ese cuerpo curvilíneo y escultural que presume ahora. Antes era más bien una chica tímida y regordeta que usaba vestidos largos de terciopelo y que pocas veces mostraba su cuerpo.Y tal vez sea por eso que en algún momento pensó en operarse el busto, y una que otra partecita de su cuerpo.

Así es, ahí donde la ven tan naturalita, y a pesar de que muchas veces ha dicho a la prensa que se siente agusto con su cuerpo y que en el tema Suerte afirma que es una mujer suertuda por tener los pechos pequeños, Shakira no siempre pensó de esa manera.

Resulta que en una entrevista para la revista Teen People en inglés, la colombiana confesó que en algún momento de su vida, cuando todavía era una chica un poco rellenita y con más grasita que curvas, se sentía inconforme con su cuerpo y acomplejada por el tamaño tan pequeño de su busto, así que contempló realizarse una pequeña cirugía estética.

Y no sólo eso, ya entrados en gastos, ¿por qué no arreglar una que otra imperfección? Y es que Shakira además pensó en hacerse otras cirugías.

"Consideré todo tipo de cosas... Tal vez mis cejas deban estar más levantadas. Tal vez mis labios deban ser más grandes...", confesó la cantante que estará en la portada de la revista en su próxima edición.

Eventualmente parece que Shakira comenzó a aceptar su cuerpo, a pesar de las inseguridades.

"De hecho soy tímida, es sólo que he aprendido a ocultarlo".

Pues alguien debería darle un Oscar, porque esos bailes, mismos que han cautivado a varios continentes, no son dignos de una chica penosa. Pero por fortuna sus caderas no mienten, y en algunas ocasiones mientras Shakira baila deja ver un poco más de piel de la que a ella le gustaría mostrar.

"¡No es mi hobby enseñar el ombligo! Los movimientos que hago durante el show lo requieren... Gente de América, quiero que sepan ¡que también uso ropa de vez en cuando!".

Seguramente varios fans estarán rezando porque la timidez nunca se le quite, pues imagínense si siendo tímida hace esos bailecitos, lo que no hará cuando agarre confianza.