Un espejo colocado en un lugar no adecuado, duplica el efecto de negatividad. Como por ejemplo, si una habitación está en desorden, reflejará y aumentará el mismo. El desorden dentro del Feng Shui promueve el estancamiento de energía.

Un espejo colocado en la pared lateral a una ventana, nunca frente a ésta, que refleje el exterior natural o una vista de agua, será agradable y relajante.

Los espejos se consideran objetos brillantes dentro del Feng Shui y se utilizan para mejorar o manipular la energía en una habitación. Con frecuencia dentro del Feng Shui los espejos se conocen como una aspirina, debido a su potencial de expandir energía. Es una pieza sumamente versátil. Ayuda a expandir espacios no existentes y desaparecer simbólicamente espacios en una propiedad.

Consejos para colocar los espejos

• Evita colocar un espejo justo al frente de la puerta principal de entrada de la casa.

• Los espejos grandes ayudan a revivir la energía en un espacio muy estrecho.

• En áreas dedicadas a la relajación y descanso, como las habitaciones, debemos tener la precaución de no tener espejos que reflejen la cama en donde dormimos.

• Si tienes puertas de clóset con espejos de cristal que reflejen tu cama, puedes correrlas o cubrirlas al momento de acostarte. Estas crean una energía Yang muy fuerte que no permitirá que descansemos bien.

• Si tu ventana tiene una vista atractiva que estimula el ánimo, sácale partido a esta buena energía duplicando la misma con un espejo.

• Puedes esconder columnas que entorpecen visualmente cubriéndolas con espejos.

• Los espejos en el comedor que reflejen la comida servida en la mesa duplican la abundancia. No exageremos con el tamaño del mismo.

• Al colgar un espejo en la pared considera la altura de todos los adultos de la casa, que se puedan ver la cabeza sin tener que agacharse.

• Nunca tengas espejos rotos.

• Asegúrate de que estén siempre limpios.

• Si estás de espalda a la puerta con tu computadora, coloca a su lado un pequeño espejo que refleje quién entra por la puerta.

• Si la estufa está de espalda a la puerta, coloca un espejo en la parte superior de la estufa que te permita ver quién entra por la puerta de la cocina.

La autora es consultora internacional certificada de Feng Shui oriental y occidental. Escritora de varios libros sobre el tema. lvinas@coqui.net